El Ayuntamiento de Barcelona multó a un vecino con 90,15 euros por mirar un cuadro que alguien había dejado abandonado junto a un contenedor de basura en 2011.

Así lo ha desvelado este martes la defensora del ciudadano (síndica) de Barcelona, Maria Assumpció Vilà, que ha dado la razón al ciudadano y ha afeado al consistorio que le acusase de infringir la ordenanza sobre el uso de las vías y espacios públicos al escoger y seleccionar residuos depositados en la vía pública, pese a su insistencia en que sólo observaba el cuadro, informa la agencia EFE.

Vilà ha criticado la desestimación de las alegaciones del ciudadano, quien asegura que cuatro agentes de paisano lo rodearon mientras él miraba con curiosidad el cuadro y que niega que los hechos tuvieran lugar en la calle Baluard 12, tal como figura en la denuncia, sino en la esquina de Baluard con Maquinista. En este sentido, considera que la policía no hizo ningún esfuerzo por describir las circunstancias y el contexto de la conducta observada ya que se le ha atribuido al ciudadano la aceptación de un comportamiento que él no reconoce.

La defensora aconseja a la Administración ser especialmente cuidadosa en los casos de falta de concreción y de carga subjetiva de la descripción de la conducta infractora. La síndica ha exigido al Ayuntamiento que las sanciones se basen en hechos constatados y probados y no en indicios, por lo que ha pedido la retirada de las dos sanciones.

Tagged with: