La Audiencia Provincial de Murcia ha condenado a doce días de multa, con una cuota diaria de tres euros, a un vecino de San Javier que, montado en una bicicleta, se acercó a gran velocidad a varios miembros de una familia para asustarlos.

La sentencia revoca la resolución absolutoria del juzgado de instrucción número 3 de San Javier y condena al acusado como autor de una falta de vejación injusta, según recoge la agencia EFE.

En la resolución que ahora queda anulada el juzgado declaró probado que el incidente se produjo en la noche del 16 de abril pasado en una calle de ese municipio cuando el acusado se acercó a gran velocidad al denunciante y a su familia y los asustó con un grito.

Al estimar el recurso y dictar una sentencia condenatoria, la Audiencia dice que el juez que primeramente entendió del asunto se inclinó por la absolución al no dar credibilidad a la declaración del denunciante y de su esposa, que, al ser parte interesada, consideraba que no se había desvirtuado la presunción de inocencia.

Frente a esta argumentación, la sala dice que esa no era la única prueba aportada al juicio, ya que en la vista también se incorporó un parte médico que recogía la crisis de ansiedad sufrida por uno de los afectados.

Además, el propio acusado reconoció haber circulado aquel día y en aquellas horas por el lugar donde ocurrió el incidente.

Por otra parte, el tribunal dice que la declaración de la mujer del denunciante no puede quedar privada de credibilidad por el mero hecho de ese parentesco.

Tagged with: