Un hombre fue secuestrado a punta de pistola en Sudáfrica y violado por tres mujeres que robaron su semen, lo guardaron en una nevera y huyeron.

Un BMW negro paró junto al hombre, de 33 años, para pedirle indicaciones para llegar a una dirección. Fue entonces cuando una de las mujeres bajó del coche, armada con una pistola, le obligó a subirse en la parte trasera del vehículo. Después de recorrer 500 kilómetros, según recoge el diario Sowetan Live.

Las mujeres detuvieron el vehículo y comenzaron a acariciarle para lograr una erección. Como no lo conseguían, le obligaron a beber una sustancia desconocida de una botella, lo que logró su objetivo, a pesar de que la víctima tenía miedo y no quería mantener relaciones sexuales.

Las agresoras lo violaron en varias ocasiones y recogieron su semen en bolsas de plástico, que guardaron en una nevera portátil, informa Daily Mail.

Los investigadores buscan a las secuestradoras para acusarlas de varios delitos, entre ellos de violación. “Esto es realmente confuso para nosotros porque nunca hemos oído hablar de un caso así antes. El hombre era plenamente consciente durante su terrible experiencia y todavía está traumatizado”, ha informado un portavoz de la investigación.

Tagged with: